Ejercicios de rondos en el fútbol

En los entrenamientos de fútbol base los ejercicios de rondos son uno de los más utilizados. Y es que es una tarea que suele ser bastante simple y sencilla pero contiene prácticamente todo lo que es el fútbol en sí.

El gran Johan Cruyff fue su primer gran valedor introduciéndolo en aquel tan famoso Barça de finales de los 80.

Pero no nos quedemos con la imagen de las tareas de rondos tradicionales, y es que aquí voy a hablar también de otros rondos muy interesantes que son perfectos para trabajar con niños de todas las categorías, desde edades tempranas, hasta adolescentes e incluso adultos.

El rondo, ¿qué es?

El rondo es una tarea en la que varios jugadores se colocan rodeando a otros. Los externos deben pasarse el balón entre ellos sin que los de dentro se la quiten. Si hay robo, el jugador que ha perdido la posesión debe meterse en medio del rondo y el que ha robado el balón, colocarse en el exterior.

Este es el rondo más típico, el de toda la vida y el más sencillo para trabajar en un entrenamiento de fútbol para Chupetines o Prebenjamines, pero hay muchos más. Unos más sencillos y otros más complicados, unos más tácticos y técnicos y otros algo más lúdicos.

Puede haber el número que quieras de jugadores tanto dentro como fuera. Y se puede jugar a un toque, a dos o sin toques máximos.

A partir del rondo tradicional se pueden sacar miles de variantes. Algunas de ellas las mostraré abajo.




Objetivos del rondo

El principal objetivo del rondo es técnico. Mejorar el control orientado, el perfilamiento, el pase, el primer toque, la anticipación, la interceptación, la entrada…

Pero además de mejorar la técnica también se trabaja la táctica. El pase entre líneas, mirar al alejado, el tercer hombre, la basculación…

Y por supuesto, si se está dentro del rondo también hay una carga física. Todo esto hace que el rondo, como ya he comentado, sea un ejercicio muy completo.

Por ello, se puede trabajar, según el objetivo que se busque, en distintas fases del entrenamiento.

Como calentamiento es muy bueno si se busca entrar en calor y fomentar la cohesión del grupo. Ahí se suele realizar un rondo lúdico o el rondo tradicional, ya que son sencillos y divertidos.

En la parte central del entrenamiento también se pueden desarrollar los rondos. Pero ya es un rondo más complejo, competitivo y en el que se trabajan más conceptos, tanto técnicos y tácticos, como físicos.

Y también en la parte final del entreno un rondo básico o lúdico es interesante para una relajada y amena vuelta a la calma.

En ataque, los que tienen la posesión del balón, trabajan el control, el perfilarse, el primer toque, el atraer el rival, el tercer hombre, el jugar de cara, el encontrar al jugador alejado, la toma de decisiones, la creatividad…

En cuanto a la defensa, los que están dentro del círculo y deben robar el balón, trabajan la entrada, la anticipación, la interceptación, la presión, el aguantar, cerrar líneas de pase, la basculación, aspectos físicos…

¿Desde cuándo trabajar los rondos?

En mi opinión, los ejercicios de rondos se deben trabajar ya desde Chupetines o Miniprebenjamines, y es que considero que es una de las tareas que no puede faltar en una libreta de entrenamiento de fútbol para niños.

Porque les ayuda a todo lo que hemos visto anteriormente. En edades tempranas considero realmente importante realizar rondos. En Chupetines y Prebenjamines el que mejor funciona es el rondo tradicional, con quizás dos niños por dentro.

Pero a partir de Benjamines, incluso Prebenjamines de segundo año, ya se pueden realizar unos rondos más complejos que sin duda ayudan a los niños y niñas a vivir nuevas experiencias y adaptarse a distintas situaciones.

Tipos de rondos en el fútbol

Normalmente en la parte exterior del rondo se colocan entre 4 y 8 jugadores, mientras que por dentro suelen ser 2 o 3. A veces, por dentro se coloca un comodín que debe conectar pases con los jugadores de fuera.

Lo típico en un rondo es que se coloquen en forma de círculo, pero actualmente los hay en forma de pentágono, hexágono, dobles rondos, con finalización en miniporterías, con progresión, con transiciones…

Dependiendo de la dificultad que se le quiera dar, del nivel de los jugadores o del objetivo de la tarea, el espacio es mayor o menor.

Hay multitud de tipos de rondos en el fútbol, cada uno con su objetivo y en el que se trabaja unos conceptos o unas ideas determinadas.

¡Mejora tus sesiones de entrenamiento!
Pizarras de entrenador de fútbol
Silbato electrónico de mano

Ejercicios de rondos

Ejercicios de rondos 4 vs 2

Ejercicio de rondo 4 vs 2 en un espacio pentagonal en el que tras pase de azul, este debe moverse de forma rápida al lado del pentágono que esté libre.

Esta tarea se puede trabajar en un entrenamiento de fútbol para Benjamines en adelante.

Rondo 5 vs 2 en dos espacios

Rondo 5 vs 2 en el que tras 5 pases seguidos hay que encontrar rápidamente pase a algún jugador azul del otro recuadro. Tras ello, los laterales deberán moverse al otro recuadro.

Este ejercicio es quizás algo más complejo, por lo que es interesante para trabajarlo en entrenamientos de fútbol para Alevines en adelante.

Rondo 5 vs 3

Rondo clásico 5 vs 3 en el que azul debe desplazarse al espacio que ocupa el receptor del pase.

Ejercicio de rondo 4 vs 2 con progresión

Tarea de rondo 4 vs 2 en el que tras 5 pases seguidos se debe realizar una transición ofensiva para finalizar en portería con un 4 vs 4. Al terminar la jugada, se cambian roles. Si defensores roban, finalizan en minis.

Rondo 5 vs 2 con minis

Rondo 5 vs 2 en el que azul, tras pérdida, debe correr hasta cono. Blancos tras robo finalizan en miniporterías. Azules 6 pases 1 punto. Blancos 1 punto por robo y 2 puntos por gol.

Rondo 8 vs 5 salida de balón

Rondo salida de balón 8 vs 5. Comienza la jugada el portero con el saque de puerta. El jugador azul del medio se puede mover libremente. Buscar salir para finalizar en minis. Blancos, tras robo, finalizan en portería grande.

Esta tarea está pensada para entrenamientos de fútbol 11, para trabajar la salida de balón.

Tarea de rondo 7 vs 4 salida de balón

Rondo salida de balón 7 vs 4. Empieza el portero desde el saque de puerta. El jugador azul del medio se puede mover libremente. Buscar salir para finalizar en minis. Blancos, tras robo, finalizan en portería grande.

Ideal para trabajar en un entrenamiento de fútbol 7 para trabajar la salida de balón.

Ejercicio de rondo de 3 equipos

Rondo con 3 equipos. Los de fuera pueden pasarse el balón entre todos ellos. Tras robo, pasa a defender el equipo completo que haya perdido el balón.




Ventajas de un rondo

La principal ventaja de la tarea del rondo es que es divertida y entretenida. A los jugadores, a los niños y niñas, les suele gustar.

Otro aspecto muy importante es que se juega con el balón. Y eso es primordial en los entrenamientos actuales. Cuantas más tareas con balón y cuantas más acciones con él tengan los jugadores, mucho mejor para su formación y aprendizaje.

También en un rondo, aunque no es lo que más se trabaja, se realizan apoyos y desmarques si se colocan jugadores en la parte de dentro que deban conectar con los de fuera.

Y es importante como transferencia al partido en cuanto a resolver distintas situaciones de la forma adecuada. Porque a veces se tiene que jugar con el compañero más cercano y otras con el alejado, hay situaciones que se debe pasar al primer toque o se debe temporizar. A veces hay que realizar una entrada y otras aguantar.

Muchas situaciones que se dan en un rondo tienen su ejemplo en el desarrollo de un partido, que al final es lo que hay que buscar. Ejercicios con transferencia real a los partidos.

Desventajas del rondo

La desventaja principal de los ejercicios de rondos es que no hay regate, no hay desborde. Puede haber algún amago y algún regate muy esporádico, pero son muy escasos. Y en el fútbol, esto es cierto, los jugadores con desborde, con descaro y con esa habilidad individual están escaseando.

Pero bueno, no por ello deja de ser el rondo una tarea muy importante, ya que para trabajar el regate y la creatividad hay otros muchos ejercicios.

Otro punto negativo es que no suele haber direccionalidad, es decir, no se empieza en un sitio y se termina en otro, no hay un ataque en dirección a una portería. Aunque hay rondos que sí lo tienen y si podemos buscar trabajar con ellos, mucho mejor.

Siguiendo con el tema de la direccionalidad, en un rondo no suele haber progresión en el juego para ir a portería y buscar el gol. Aunque se pueden trabajar ejercicios con rondos en los que sí se pueden dar ese tipo de situaciones.

¿Buscas más ejercicios de fútbol 7 y fútbol 11?

Descubre mis libros y ebooks:

40 RONDOS para fútbol
145 EJERCICIOS de fútbol base

Sígueme en Instagram y X